Visita a la Residencia de Navas del Rey

Un día en Navas del Rey

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mañana soleada de sábado: tres coches cargados de poeKas se acercan a Navas del Rey, pueblo de la provincia de Madrid, donde nos esperaban un grupo de “maduros” aficionados a la poesía, bien despiertos y sobre todo entusiasmados.

El acto se inauguró con uno de los poeKas recitando el poema de Espronceda Con cien cañones por banda, conocido por la inmensa mayoría que, a ritmo de comparsa, emularon el texto. Posteriormente el resto de los poeKas siguieron con poemas que evoca-ron a los asistentes tiempos y vicisitudes del pasado.

Entre poema y poema fue aclamada la dramatización por parte de una poeka, Maribel Alonso, del Romance del Prendimiento y Muerte de Antoñito el Camborio de García Lorca, que devolvió luz y brillo a la mirada de los asistentes.

Se clausuró el acto con el poema de Miguel Hernández Andaluces de Jaén recitado en grupo, que supuso una total identificación con los recitadores, debido a que la gran parte de los allí presentes vivieron en el mundo rural y campesino.

Finalizado el acto con la interacción de los poeKas con el público, algunos de los asistentes se animaron a mostrar sus aptitudes de poetas, atreviéndose a recitar los pasajes aprendidos en su juventud, e incluso un señor se arrancó por seguidillas.

Olga, animadora sociocultural de la residencia, fue la persona de contacto que nos proporcionó desde el principio toda la ayuda y atención para que este fuese un memorable día para todos y ha deseado regalarnos sus palabras:

Fue un placer conoceros y para los abuelos que tuvieron la fortuna de escucharos sois un recuerdo imborrable, pues aunque algunos no entendieran las palabras, lo que si entendieron, sin lugar a dudas, es vuestra forma de darles vida. Sin excepción, uno tras otro hicisteis “sentir” los versos. 

Olga Herrera

Anuncios