Visita a Caser Residencial La Moraleja

Poemas con final bailón

Y de pronto irrumpió el verso, irrumpieron las risas,

la música y desapareció el miedo. Irrumpieron las manos

danzando a ritmo de aplausos eternos.

Y a mis abuelos les crecieron alas con cada soneto

Dailin Arrieta

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡Vaya lujo de salón de actos que nos encontramos al llegar a la Residencia Caser La Moraleja! En esta ocasión, Elena había contactado con la animadora social, Priscila, a través de Dailin, trabajadora del centro. Todas las puertas se fueron abriendo en estas conexiones. Incluso contamos con la participación de Sebastián Galán, el cual no quiso perder la ocasión de recitar sus poemas a su tía Tomasa, alojada en esta residencia. Julián y Alberto también se sumaron a Sebastián y Elena, formando así un cuartero voluntario ideal que se acercó a los mayores con sus versos y recibió de ellos todo el agradecimiento por esta dedicación poética.

En unas carpetas entregamos los poemas leídos por los cuatro poetas de la Asociación PoeKas, para que las personas con dificultades auditivas, los pudiesen seguir con su mirada en el papel.

Un poeta residente, Bernardo Povedano, nos escuchaba atento desde su silla de ruedas, cargado de poemas. Nos pidió que leyésemos algunos y Alberto los entonó.

La señora Marcelina se acercó muy interesada en la letra de un poema leído dedicado a los hijos y se lo regalamos.

—Bailen una pieza al final —nos había sugerido Dailin a los poetas— que les gustará.

No lo prometieron, ya que hacía falta encontrar bailones voluntarios. Pero lo consiguieron y cerraron el recital con un bonito pasodoble, donde algunas señoras de las primeras filas se dejaron cortejar por los recitadores para salir a la pista improvisada delante de la mesa. En la exclamación de aplausos, se escucharon peticiones de “otro, otro baile más o una sevillana”.

Nos quedamos charlando y reposando el encuentro tan animado, cuando nos sorprendieron con un piscolabis de refrescos y empanada, guinda estupenda para recordar esta tarde tan especial y participativa.